El criminal nace o se hace Descubre la respuesta en este artículo

El debate sobre si los criminales nacen con una predisposición genética o si su entorno y experiencias los llevan a delinquir ha sido un tema de discusión durante décadas. En este artículo, exploraremos ambas perspectivas y analizaremos las investigaciones más recientes sobre el tema para responder a la pregunta: ¿el criminal nace o se hace?

Índice
  1. Cómo nace el criminal
  2. Qué dice la teoría de Cesare Lombroso
  3. Cómo se determina la conducta criminal
    1. Quién es el creador de la teoría del criminal nato

Cómo nace el criminal

Desde hace tiempo, se ha debatido sobre si los criminales nacen o se hacen. Existen diversas teorías al respecto, pero la realidad es que no hay una única respuesta.

Algunos especialistas en la materia sugieren que los factores biológicos son determinantes en la formación de un criminal. Se ha estudiado que ciertas anomalías en el cerebro y en el sistema nervioso pueden influir en el comportamiento del individuo.

Por otro lado, también se ha analizado la influencia del entorno en la formación de un criminal. La falta de oportunidades, la pobreza, el abuso físico o psicológico y la falta de educación son algunos de los factores que pueden llevar a una persona a delinquir.

Además, algunos estudios apuntan a que la genética puede influir en la propensión a desarrollar ciertos trastornos mentales y de personalidad, que a su vez pueden desencadenar comportamientos delictivos.

Qué dice la teoría de Cesare Lombroso

Cesare Lombroso, un médico y criminólogo italiano del siglo XIX, es conocido por su teoría del criminal nato. Según Lombroso, los delincuentes tienen características físicas y psicológicas diferentes a las de las personas no delincuentes.

Relacionado:   Descubre escalofriantes imágenes de las víctimas de Jeffrey Dahmer

Lombroso creía que los criminales nacen con ciertas inclinaciones, como la violencia y la falta de empatía, que se reflejan en su aspecto físico. Por ejemplo, afirmaba que los delincuentes tienen mandíbulas prominentes, ojos hundidos y orejas grandes.

Además, Lombroso argumentaba que los criminales tienen un coeficiente intelectual más bajo que el promedio y que su personalidad es más primitiva y menos desarrollada que la de los no delincuentes.

Si bien la teoría de Lombroso fue muy influyente en su época, hoy en día se considera ampliamente desacreditada. Los estudios modernos han demostrado que no hay características físicas o psicológicas específicas que distingan a los delincuentes de las personas no delincuentes.

A pesar de esto, la teoría de Lombroso sigue siendo interesante porque refleja la creencia común de que los delincuentes son diferentes a las personas no delincuentes. Esta creencia puede influir en cómo se trata a los delincuentes en la sociedad y en el sistema de justicia penal.

Cómo se determina la conducta criminal

La conducta criminal es aquella que va en contra de las leyes establecidas en una sociedad y puede ser determinada por diferentes factores.

Uno de los factores principales es la intencionalidad del acto. Es decir, si la persona cometió el delito con la intención de hacerlo, se considera una conducta criminal. Por otro lado, si la persona no tenía intención de cometer el delito, se puede considerar un accidente o una negligencia.

Otro factor importante es la gravedad del delito. Algunos delitos pueden ser considerados menores, mientras que otros son más graves y pueden tener consecuencias más severas.

Relacionado:   El misterio detrás del asesinato de Eva en Puerto de Santa María

La edad y el estado mental de la persona también pueden ser considerados al determinar la conducta criminal. En algunos casos, se puede considerar que una persona no es responsable de sus actos debido a su edad o estado mental.

Además, la circunstancias en las que se cometió el delito también son importantes. Por ejemplo, si la persona actuó en defensa propia o si fue influenciada por alguien más para cometer el delito.

Quién es el creador de la teoría del criminal nato

La teoría del criminal nato sostiene que algunas personas nacen con una predisposición biológica a cometer delitos. Esta teoría ha sido objeto de controversia y debate en el campo de la criminología.

Cesare Lombroso, un médico y criminólogo italiano del siglo XIX, es considerado el creador de la teoría del criminal nato. Lombroso sostenía que los criminales eran biológicamente diferentes de las personas no criminales y que podían ser identificados por ciertas características físicas, como una mandíbula prominente o cejas gruesas.

Aunque la teoría de Lombroso ha sido ampliamente criticada y desacreditada, ha influido en el pensamiento criminológico y ha llevado a la investigación de otros factores biológicos que pueden influir en la conducta delictiva.

Por ejemplo, se ha descubierto que los bajos niveles de serotonina en el cerebro pueden estar relacionados con una mayor impulsividad y agresión, y que los traumatismos craneales pueden aumentar el riesgo de comportamientos violentos.

Es importante tener en cuenta que la mayoría de los criminólogos y expertos en el comportamiento humano no creen en la teoría del criminal nato como tal, sino que ven la delincuencia como un fenómeno complejo que puede ser influenciado por múltiples factores, incluyendo la biología, el entorno y la experiencia.

Relacionado:   Descubre el misterioso crimen en el paraíso en esta Navidad




Después de analizar diferentes teorías y estudios sobre el tema, podemos afirmar que la respuesta a si un criminal nace o se hace es compleja y multifactorial. La genética, el entorno y las circunstancias pueden influir en la predisposición de una persona a cometer delitos, pero también es importante destacar que cada individuo tiene la capacidad de tomar decisiones y elegir su camino. Por lo tanto, es fundamental trabajar en la prevención y la educación para evitar la delincuencia y fomentar una sociedad más justa y segura. ¡Gracias por leer nuestro artículo!

Javier Cortes

Soy Javier Cortes, un apasionado del cine y el creador de este blog dedicado a compartir mi amor por el séptimo arte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Usamos cookies para asegurar que te damos la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello. Más información